lunes, 24 de junio de 2013

LO QUE OCURRIÓ EN CATAMARCA

CATAMARCA
Press Marcelo Gonzalez

El rosarino Sebastián Luján, el cordobés Lucas Carranza, el local Carlos
Chumbita y el sanjuanino Ezequiel Fernández fueron los ganadores de los
combates principales de “La Noche de los Títulos”, una velada
extraordinaria en todo su desarrollo y con combates vibrantes, parejos y
dramáticos, realizada el viernes 21 en el Polideportivo Fray Mamerto Esquiú
de Catamarca.

Luján (66,350) obtuvo el título argentino welter vacante al vencer por
puntos, en fallo unánime, al chaqueño Víctor Velázquez (66,150) tras diez
asaltos apasionantes y en uno de los cuales, el tercero, el ganador se fue a
la lona y terminó sentido y socorrido por la campana.

El ritmo constante y agresivo del santafesino se impuso por un margen mínimo
frente al poder de los puños de un chaqueño que toda vez que dio en el
blanco, conmovía a Luján, que temerariamente y tal cual es su costumbre,
boxeaba con la guardia baja confiando en sus reflejos y en su mentón como
única actitud defensiva.

Dirigió Jorge Basile y los jueces fueron Ramón Cerdán (95-94), Alejo
Gualinchaín (99-94,5) y Carlos Azzinaro (96,5-95,5), quienes vieron ganar a
Luján.

En la pelea que cerró la velada, el fondo para los catamarqueños, el
cordobés radicado en General Villegas, Lucas Carranza (55,200) conservó por
primera vez el título nacional supergallo al vencer por puntos en diez
vueltas (fallo mayoritario) al también cordobés, pero radicado en Catamarca,
Lucas Báez (54,800).

El zurdo Carranza dominó la mayor parte del combate, tiró a Báez dos veces
(en el primero y en el quinto asaltos) y de contra lastimaba con su
izquierda recta. Pero el local le puso una garra impresionante a la pelea y
también tuvo sus aciertos, uno de los cuales cortó al campeón en su ceja
izquierda haciendo el trámite sangriento.

Báez puso “toda la carne en el asador” en los últimos pasajes y en el décimo
rounds, tras acertar una durísima izquierda, dejó casi nocaut parado a
Carranza. El estadio se venía abajo y el público, de pie, alentaba al
retador para que defina y obtenga una victoria que hubiese sido milagrosa.
Una tarjeta marcó, la de Alfredo Herrera, marcó 95,5 iguales, mientras que
Ramón Cerdán y Carlos Azzinaro vieron ganar a Carranza por 95-93 y 96-94,
respectivamente. Arbitró Carlos Brandán.

En la gran victoria local de la noche, Carlos Saúll Chumbita (65,700) retuvo
el título Mundo Hispano welter al vencer por puntos, en decisión dividida,
al cordobés José María Pombo (mismo peso).

La pelea fue muy cambiante y pareja, sobre todo en la segunda mitad, cuando
el catamarqueño comenzó a sentir el gasto por su gran presión de los
primeros rounds y por un esguince en el tobillo izquierdo que lo tuvo a
maltraer durante toda la semana. Ambos púgiles tuvieron sus momentos y
estuvieron sentidos en un par de oportunidades redondeando otro pleito
equilibrado y entretenido. 

Los jueces Carlos Azzinaro y René Alarcón vieron ganar a Chumbita por 96-94,
mientras que Ramón Cerdán se inclinó por Pombo por el mismo tanteador. El referee fue Ramón Castillo.

En el otro título de la velada, el sanjuanino Ezequiel Fernández (58)
mantuvo su invicto y la corona Mundo Hispano superpluma al vencer claramente
por puntos al local Adrián Del Valle Bazán (58,300).

Con un eximio manejo de la mano izquierda y ganando en todas las distancias,
el cuyano (además campeón mundial juvenil CMB) gobernó durante toda la
pelea, aunque en un descuido, al final del quinto asalto, el catamarqueño lo
“enganchó” con una ascendente de zurda y lo mandó fugazmente a la lona.
Fue inexplicable la tarjeta del juez local Herrera que marcó 95-94 para
Bazán (solo se entiende por ser justamente un jurado de Catamarca). Carlos
Azzinaro y Ramón Cerdán hicieron estricta justicia con el sanjuanino con
cartulinas de 98-92 y 98-91, respectivamente.

Otros resultados:
Pablo Barboza (61,100) GP 4 (dividido) a Julio Becerra (59,400)
Miguel Abraham Bulacios (82,200) GKOT 4 a José Ulises Zaín (88,200)
Claudio Echegaray (54,600) GP 4 (unánime) a Bernardo Albornoz (54,600).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada