sábado, 20 de julio de 2013

A Bopp ni se le corrió el rimel

 Press Silvana Carsetti


No era una pelea mas, había que ganar bien, boxear lindo y festejar ante la gente que la vio iniciarse en el boxeo cuando ni soñaba con ser Campeona. Lo sufrió la rusa Toktaulova que no tuvo fuego propio. 

Photo Ramon Cairo


En la noche del viernes en la ciudad de Avellaneda, Yesica Bopp, retuvo sus coronas de forma unánime ante una rival elegida para la ocasión, la rusa Anastasia Toktaulova, quien no hizo mas que ser destino de una catarata de golpes y acompañar la fiesta de la argentina reina minimosca en la Organización Mundial y en la Asociación. 

La Tuti volvió a lucirse como en sus mejores noches, haciendo muestras de la gama de recursos que posee y que desarrollo a lo largo de su historia en el pugilismo.  Las que ayer aplicó en el ring de Racing Club. Muchas piernas, movilidad lateral, defensa, técnica, destreza, actitud, velocidad, precisión, astucia. Condimentos que no pudo plasmar en su ultima presentación cuando visitó tierra mexicana el primero de junio, un poco porque se lo impidió la rival, Yessica Chavez y otro tanto por estar pendiente en asuntos que no deben ocupar espacio en la semana de competencia. 

La rusa no fue medida para la argentina, Toktaulova no impuso ideas, no mostró pasta de boxeadora, no entregó indicios de que quisiera llevarse los Títulos, no tuvo elementos y ni siquiera se enojo en algún pasaje del combate como para que la pelea cobre emoción. La emotividad solo estuvo de la mano de Bopp y el retorno de pelear en casa, con la calidez de la gente y el cariño de quienes la ayudaron a nutrirse en todos estos años. 

Personalmente, considero que es mucho mas positivo que Bopp combata con Yessica Chavez en México, ganando o perdiendo, a que coseche una victoria para abultar el récord con una boxeadora del montón,  como lo fue con Warner en Puerto Rico u Olga Julio en General Villegas.   

El resultado es anécdota  si las peleas son buenas y las boxeadoras tienen equivalencias. 
No era el momento, porque había que volver a sonreír, a ganar y renovar confianza para nuevos retos. La lista para crecer es larga, está Arely Muciño,  Ava Knith,  Susy Kentikian,  Ibeth Zamora a quien le gano en Uruguay,  Irma Sanchez, Esmeralda Moreno y su regreso luego de la maternidad, Nadia Raoui, Shindo Go, o un nuevo pleito con Anabel Ortiz. 

Las tarjetas arrojaron 100 a 90, donde no imperó una mínima duda a la hora de fallar cada asalto. 

El camino lo marcó la pionera del boxeo nacional, la que apadrinó de alguna manera a todos estas jóvenes talentosas. Marcela Acuña, está demostrando que el reconocimiento llegó porque  impuso personalidad y no le escapa a nadie. Bien y salud por quien sigue siendo la reina del boxeo argentino. 

Muchas tomarán el ejemplo, otras se quedarán con decir que son Campeonas, pero a la hora de juzgar las condiciones, los cetros quedan de lado¨...Dime con quien peleas, y te dirá que nivel tienes...¨

Bopp tiene todo para ir por ese camino, depende y no de ella. Pero es quien puede patear el tablero y pedir la revancha urgente con Chavez aunque sea en el patio de la casa de la azteca. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada